miércoles, 16 de abril de 2008

Introducción al aparato digestivo

El aparato digestivo es un largo tubo, con importantes glándulas asociadas, siendo su función la transformación de las complejas moléculas de los alimentos en sustancias simples y fácilmente utilizables por el organismo.
Estos compuestos nutritivos simples son absorbidos por las vellosidades intestinales, que tapizan el intestino delgado. Así pues, pasan a la sangre y nutren todas y cada una de las células del organismo.
Desde la boca hasta el ano, el tubo digestivo mide unos once metros de longitud. El tubo digestivo continúa por el intestino grueso, de algo más de metro y medio de longitud. Su porción final es el recto, que termina en el ano, por donde se evacuan al exterior los restos indigeribles de los alimentos.


Estructura histológica del tubo
El tubo digestivo y las glándulas anexas (glándulas salivales, hígado y páncreas), forman el aparato digestivo. No obstante el páncreas por ser también una glándula endocrina se aborda en esa página. (Glándulas endocrinas).
Histológicamente está formado por cuatro capas concéntricas que son de adentro hacia afuera:
Capa interna o mucosa (donde pueden encontrarse glándulas secretoras de moco y HCl vasos linfáticos y algunos nódulos linfoides y la lámina propia). Incluye una capa muscular interna o muscularis mucosae

Capa submucosa compuesta de tejido conectivo laxo. La capa submucosa contiene el llamado plexo submucoso de Meissner, que es un componente del sistema nervioso entérico.
Capa muscular compuesta por una capa de músculo liso (excepto en el esófago, donde hay músculo estriado).

En su interior se encuentra otro componente del sistema nervioso entérico, el plexo mientérico de Auerbach
Capa serosa o adventicia. Se denomina según la región del tubo digestivo que reviste, como serosa si es intraperitoneal o adventicia si es retroperitoneal. La adventicia está conformada por un tejido conectivo laxo.
Los plexos submucoso y mientérico constituyen el sistema nervioso entérico que se distribuye a lo largo de todo el tubo digestivo, desde el esófago hasta el ano. Por debajo del diafragma, existe una cuarta capa llamada serosa, formada por el peritoneo.
El grosor de la pared cambia según el lugar anatómico, al igual que la superficie, que puede ser lisa o no.
El epitelio que puede presentarse es un plano pluriestratificado no cornificado o un prismático simple con microvellosidades.
En las criptas de la mucosa desembocan glándulas.
Éstas pueden ser de la mucosa o de la submucosa. En tanto, una vellosidad es el solevantamiento permanente de la mucosa.
Si el pliegue es acompañado por la submucosa, entonces el pliegue es de la submucosa.
El pliegue de la submucosa es llamado válvula connivente o pliegue de Kerckring.
La válvula connivente puede mantener la presencia de vellosidades.

1 comentario:

Dr. Jorge Luis Góngora cedeño dijo...

Existe algun plexos en mucosa y serosa